932 17 83 75 contacto@farmacialesseps.com L-V 08:30-22:00 | S-D 09:00-22:00 601 395 737
Seleccionar página

Con el verano y las altas temperaturas tenemos que estar preparados para prevenir un golpe de calor o una insolación.

 

¿Cuáles son las diferencias entre golpe de calor e insolación?

 

Las 2 son un transtorno agudo para la exposición a temperaturas elevadas. Mismos síntomas, pero:
El golpe de calor NO siempre tiene relación directo con la exposición solar.
La insolación SI está relacionada con la exposición solar.

 

¿Qué puede pasar si hay una ola de calor?

 

Las temperaturas muy extremas y el exceso de calor producen una pérdida de líquidos y de sales minerales, necesarios para el organismo.
La exposición a temperaturas tan elevadas se prolonga, se puede sufrir un golpe de calor, situación que puede acabar siendo grave.
Este hecho puede agravar una enfermedad crónica o provocar deshidratación y agotamiento.

 

¿Cómo reacciona nuestro organismo? ¿Qué síntomas tenemos?

 

Nuestro organismo mantiene la temperatura alrededor de los 36 grados.
Si nos exponemos en altas temperaturas durante un tiempo largo sin medidas preventivas, nuestro cuerpo no puede mantener la temperatura.
La temperatura central del cuerpo se eleva y los mecanismos de defensa resultan inadecuados.
Aparecen de manera progresiva.
Una detección y tratamiento precoz, nos evitarán llegar a un estado grave.
Los síntomas son: primero fatiga, rampas musculares, cara congestionada, gran sudoración y sed.
Sigue con: debilidad, mareo, náuseas y vómitos y desmayos
Fase más grave, la piel estará seca, caliente y roja.
La fiebre subirá rápidamente (10-15min) a los 40-41 grados.
Pulso fuerte y rápido (que pronto se vuelve débil) y disminución de la frecuencia respiratoria.
Pueden aparecer convulsiones y pérdida de conocimiento.

Hay algunos síntomas que nos pueden alertar que alguien está sufriendo un golpe de calor: temperatura muy alta (40-41ºC), sed intensa, convulsiones, mareos, dolor de cabeza. somnolencia e incluso puede llegar a la pérdida del conocimiento.

 

¿Qué hacer si una persona tiene un golpe de calor?

 

Lo primero de todo llamar al 112. Luego estirarla al suelo con las piernas en alto. Poner un ventilador o generar aire fresco con un abanico, aplicar compresas frías en la cara, darle pequeños sorbos de agua natural.

que hacer en un golpe de calor

 


¿Qué personas tiene más riesgo?

 

  • Personas mayores de 75 años.
  • Con discapacidades físicas o psíquicas.
  • Con determinadas situaciones sociales (vivir solo, pobreza …)
  • Que realizan actividad física intensa.
  • Actividad y trabajo al aire libre.
  • Bebés.
  • Con hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, respiratorias (EPOC) y otras crónicas.
  • Con medicaciones especiales.

 

¿Cómo evitar una deshidratación?

 

La deshidratación consiste en una excesiva pérdida de agua.
El calor extremo también favorece la deshidratación, al aumentar considerablemente las pérdidas de agua por el sudor.
• La ingesta de líquidos es fundamental para mantener una buena hidratación.
• El requerimiento normal de agua en el adulto sano es de 1,5 a 2 litros al día.
• En caso de actividad física o excesivo calor se puede necesitar más de 3 litros.

 

Recomendaciones para evitar un golpe de calor 

     

  • En casa, controle la temperatura:
    • Cierre las persianas cuando da el sol.
    • Abra las ventanas de casa durante la noche, para refrescarla.
    • Permanezca en las estancias más frescas.
    • Podrá el ambiente con ventiladores, aire acondicionado
    Si no tiene aire acondicionado, intente pasar como mínimo dos horas al día en lugares climatizados (centros comerciales, cines, etc.)
    • Refrésquese a menudo con duchas, toallas mojadas con agua, etc.
    • En la calle, evitar el sol directo:
    • Evitar salir a la calle a mediodía, cuando hace más calor.
    • Llevar una gorra o un sombrero.
    • Utilizar ropa ligera (como la de algodón), de colores claros y que no sea ajustada.
    • Procurar caminar por la sombra, estar bajo una sombrilla cuando esté en la playa y descansar en lugares frescos de la calle o en espacios cerrados que estén climatizados.
    • Llevar agua y beber a menudo.
    • Mójese un poco la cara y, incluso, la ropa.
    • Vigilar en los trayectos en coche durante las horas de más sol y no deje dentro niños o personas frágiles con las ventanas cerradas
    • Limitar la actividad física intensa.
  • Aunque se utilice crema, es aconsejable llevar Gorra (buena visera) o sombrero de ala ancha y gafas (con filtro solar CE)
  • Llevar ropa de algodón que permite la transpiración, de color claro que refleja el calor.
  • No tomar el sol entre las 12h y las 16h.