932 17 83 75 contacto@farmacialesseps.com L-V 08:30-22:00 | S-D 09:00-22:00 601 395 737
Seleccionar página

El cuerpo humano presenta un sistema inmunitario (de defensas) bastante complejo y capacitado para enfrentarse a los diferentes agentes externos (virus y bacterias) que pueden causarnos resfriados u otro tipo de enfermedades.

 

cansancio

 

Entonces, si nuestro cuerpo humano es capaz de enfrentarse a estos agentes… ¿Por qué enfermamos? Sencillamente esto se debe a un estado de debilidad. Ante esto, más de uno se preguntará… ¿Y cuándo sucede este debilitamiento? ¿Por qué no funciona a la perfección nuestro sistema de defensas? La respuesta está en que a lo largo de nuestras vidas, podemos estar condicionados a varios factores que hagan disminuir nuestras defensas. Estos factores son los cambios de temperatura y factores personales tales como el estrés, el agotamiento o la falta de sueño. Por ello, mantener una dieta equilibrada y unas condiciones ambientales y personales adecuadas es lo que necesitamos para que nuestro sistema inmunitario funcione al 100%.

 

Entonces, ¿cuándo es necesario reforzar nuestro sistema inmune? ¿Y lo podemos prevenir?

 

Si detectamos algún síntoma como estrés o angustia, si nuestra alimentación no es adecuada o si estamos atravesando un cambio estacional como el otoño, puede ser necesaria la ayuda de algunos complementos alimentarios para evitar o disminuir el grado de daño que se pudiera ocasionar en nuestro organismo.

 

Podemos, mediante complementos alimentarios, reforzar nuestro sistema inmunitario integrado por las células y las reacciones que se desencadena cuando nuestro organismo reacciona frente a elementos patógenos, virus, bacterias, parasitos o sustancias extrañas que actúan como alérgenos.

 

¿Cuáles son estos complementos alimentarios?

 

Destacamos los siguientes:

 

echinacea-purpurea-magnus

 

    • Equinácea: es una planta silvestre que estimula y fortalece las defensas porque actúa aumentando las células responsables del buen funcionamiento del sistema inmune. A más, tiene acción antiviral y antiinflamatoria. Se puede utilizar de forma preventiva para evitar el ataque de los agentes externos a nuestro organismo o como tratamiento cuando aparecen los primeros síntomas del resfriado porque disminuye los síntomas y la duración del catarro.

 

    • Própolis: es una sustancia resinosa que utilizan las abejas. Presenta un efecto antiviral, antimicrobiano y antiinflamatorio, por eso es eficaz contra los problemas de garganta. Estimula las defensas, y al igual que la Equinácea puede utilizarse de manera preventiva o como tratamiento.

 

  • Vitamina C: nuevos estudios científicos han demostrado que la vitamina C NO sirve para prevenir un resfriado. Los resultados han confirmado que tomar vitamina C durante las primeras 24 horas de la aparición de los primeros síntomas del resfriado ayuda a disminuir la duración. No obstante, los efectos de esta vitamina son múltiples.

 

¡Ante cualquier duda, consúltanos y te aconsejamos según tu problema!