932 17 83 75 contacto@farmacialesseps.com L-V 08:30-22:00 | S-D 09:00-22:00 601 395 737
Seleccionar página

Las alergias, un problema actual

La prevalencia de las enfermedades alérgicas se ha duplicado durante los últimos 20 años. Se estima que un 20% de la población es alérgica a alguna sustancia y parece ser que esta cifra va en aumento.

Las causas de la alergia son múltiples. Suele existir un componente genético que predispone a padecerla, pero este no lo explica todo, ya que el cambio en el estilo de vida juega un papel importante: tabaco, contaminación ambiental, alimentación, higiene excesiva… son muchos los factores que confunden nuestro sistema inmunitario.

¿Qué es una alergia?

Es una reacción del sistema inmunológico frente a una sustancia inofensiva que percibe como dañina para nuestro organismo. En general, los alérgenos más comunes son: los ácaros del polvo, el polen, la caspa, las picaduras de insectos, las esporas de moho, el epitelio de los animales, así como algunos alimentos o medicamentos.

Cuando alguno de estos elementos entra en contacto con la persona sensible a ellos, el organismo reacciona de forma exagerada provocando picor de ojos, enrojecimiento y lagrimeos constante, tos, estornudos, picor y goteo nasal, sarpullidos, edema o asma, entre otros síntomas alérgicos.

¿Cómo tratar los síntomas de las alergias?

Existe un amplio abanico de posibilidades para tratar la alergia.

  1. Antihistamínicos: Actúan bloqueando la histamina y por tanto disminuyen el prurito, secreciones nasales y estornudos. A diferencia de los antihistamínicos de primera generación, los de segunda o tercera generación utilizados por vía oral tienen la ventaja de no producir sueño. Son antihistamínicos de segunda generación:
  • Reactine (5mg cetirizina/120mg pseudoefedrina): 1 comprimido por la mañana y uno por la noche.
  • Rino-Ebastel (10mg ebastina/120mg pseudoefedrina): 1 cápsula al día, preferiblemente con el desayuno.

Ambos son una combinación de 2 principios activos: un antihistamínico (antialérgico) y un descongestionante nasal. Los antihistamínicos ayudan a reducir los síntomas de la alergia mediante la prevención de los efectos de la liberación de histamina, mientras que los descongestionantes ayudan a reducir la congestión nasal.

Están indicados en el alivio de los síntomas nasales y oculares asociados a la rinitis alérgica estacional, cuando se acompaña de congestión nasal, para adultos y adolescentes a partir de 12 años.

Durante el embarazo, está desaconsejado el consumo de antihistamínicos (especialmente durante las ocho primeras semanas).
2. Corticosteroides en spray nasal: Flonase: spray con fluticasona (un corticoide) con acción antiinflamatoria para tratar la rinitis alérgica. Alivia los síntomas como estornudos, goteo nasal, picor o congestión nasal, picor y lagrimeo de ojos, hasta 24 horas.

3. Probióticos: Lactibiane Tolerance (5 cepas probióticas concentradas a 10 mil millones de UFC). Se ha demostrado que en cualquier tipo de alergia, la permeabilidad intestinal se ve aumentada. Por este motivo, tomar probióticos puede ayudarnos a reequilibrar nuestro sistema inmunitario, causante de desarrollar los síntomas de la alergia.Al tomar Lactibiane Tolerance, podremos actuar sobre la causa y la cronicidad de las alergias y hacer que las futuras crisis alérgicas sean menos intensas y menos frecuentes. Se recomienda empezar a tomar estos probióticos (1 cápsula diaria) de forma preventiva 2 meses antes de la primavera y continuar durante la aparición de los síntomas, juntamente con un antihistamínico, o la alternativa que hayamos escogido para tratar los síntomas de la alergia.

lactibiane tolerance capsulas

 

4. Medicamento homeopático: Coryzalia (allium cepa 3CH, sabadilla 3CH, gelsemium 3CH, Belladonna 3CH, Kalium bichromicum 3CH, pulsatila 3CH). Permite tratar los síntomas en ojos y nariz causados por rinitis alérgica o catarros. Disolver en la boca dos comprimidos cada hora, espaciando las tomas según vaya notando que mejora. Puede combinarse con el uso de antihistamínicos.

 

5. Una alternativa natural para tratar las alergias respiratorias es la aromaterapia científica.

  • Pastillas Allarforce: contienen aceites esenciales 100% puros y naturales: manzanilla alemana, te de labrador, jengibre, pimienta negra, zanahoria y laurel. Ayudan a mantener el equilibrio inmunitario y respiratorio. Puede utilizarse a partir de 6 años. Se recomienda tomar de 1 a 3 pastillas diarias (se deshacen en la boca) durante un máximo de 3 semanas, y pueden combinarse con los antihistamínicos tradicionales.

 

  • Spray antiácaros: contiene aceites esenciales 100% puros y naturales: Canela de Ceilán, Menta piperita, Naranja dulce, Lemongrass, Niaulí, Citronela de Madagascar, Canela de China. Permite erradicar los ácaros y eliminar las fuentes de alergia y sus síntomas (nariz congestionada, ojos llorosos…). Se recomienda pulverizar cualquier entorno durante unos segundos (sábanas, colchones, edredones, peluches, alfombras, cortinas…) y dejar actuar durante 8 horas. Pasadas las 8 horas, pasar el aspirador y ventilar la habitación. Repetir al cabo de un mes.

Depuración hepática como prevención de la alergia

El hígado actúa como filtro de los alérgenos, encargándose de su eliminación. Por lo tanto, es importante que las personas que sufren de alergias respiratorias sigan una dieta saludable y eviten sustancias nocivas para el organismo como el tabaco, el alcohol o las grasas saturadas.

Para realizar una acción depurativa sobre el hígado os recomendamos:

El aceite esencial de limón de Pranarom, con propiedades depurativas, que contribuye a un buen funcionamiento del hígado. Se recomienda tomar 2 gotas al día durante 21 días como preparación para la primavera. Se pueden tomar directamente en la boca, pero aconsejamos poner las dos gotas en una cucharada de miel o en una miga de pan.

Algunas recomendaciones finales…

  • Evitar, siempre que sea posible, exponerse al agente desencadenante de la alergia.
  • Recordar que el hígado es clave para depurar el organismo y que de su buena salud dependerá que combatamos mejor o peor los alérgenos. Por lo tanto, cuando se acerque la primavera, nuestro mejor consejo para prevenir los molestos síntomas de alergia es poner a punto nuestra dieta, aumentar el nivel de hidratación, realizar una depuración hepática y tomar probióticos, para evitar que la crisis alérgica sea menos intensa.
  • Finalmente, la elección del tratamiento vendrá condicionada por la intensidad y particularidad de los síntomas, así como las predilecciones del usuario, por lo que desde Farmacia Lesseps estaremos encantados de aconsejaros para cada caso en particular.